miércoles, 11 de enero de 2012

Un Lugar Salvaje Y Hermoso

 He realizado un pequeño viaje con algunos contratiempos, muchos contratiempos, pero el punto es que vi una de esas cosas que quedan clavadas en tus recuerdos como un rubí; pasé uno de esos momentos en los que piensas "ojalá esto no termine siempre".
 Pese a la abundancia de arco iris, no era un lugar tierno y lindo, era un lugar salvaje y hermoso.
 Caminas por el medio de la selva, absolutamente rodeado por sus árboles, sus animales y sus sonidos (o tal vez deba decir "su música"). Pero no quiero dar muchas vueltas y convertir una carrera de 100 metros llanos en una maratón, así que: 
 Finalmente llegas allí, a la cúspide de su belleza y lo asombroso.


 Toneladas de agua cayendo hasta de 80 metros, emitiendo ese sonido que implora respeto, al igual que su apariencia.


 Pese a ser un lugar más de la Tierra, propiedad total de TODOS, o mejor dicho, DE NADIE, está privatizado y como todo lugar turístico estarás rodeado de gente. Demasiada gente. Pero cuando llegas al final del camino y ves, oyes y sientes a las inmensas cataratas caer en lo que parece un simple vacío, toda la gente a tu alrededor desaparece. Sólo quedas tú, el agua y los arco iris, como si la Tierra estuviese diciéndote "Es hora de tener un momento a solas, nosotros dos... ¿no?".
 Generalmente los humanos somos así, todo lo que es mucho más grande que nosotros y/o brilla nos asombra. Por eso las estrellas son tan populares.
 Y si lo analizas, puedes pensar que es algo estúpido, porque es demasiado simple para ser asombroso. Es decir, es sólo agua cayendo, lo mismo que vemos todos los días cuando abrimos una llave de agua, con la única diferencia de que estamos hablando de magnitudes bastante más grandes.
 Pero también puedes analizarlo desde otro punto de vista, y te parecería aún más asombroso. Ahora me refiero a todos los procesos físicos y químicos que tuvieron que suceder para que estas cataratas se formen (desde la creación del mismo Universo, de nuestro planeta, del oxígeno y el hidrógeno, hasta el movimiento tectónico y la erosión), y toda la vida y diversidad que alberga, todo lo que esta necesita para sobrevivir y lo frágil que en realidad es.
 La vida es simple y complicada, absolutamente repleta de contrastes y verdades que no concuerdan entre sí. Todo depende únicamente de quién la mire, cuándo la mire, y desde dónde la mire...


 Si tienes la oportunidad de conocer este o cualquiera de los extremadamente hermosos lugares de la Tierra (como los acantilados de Moher, los Alpes o el Salto Ángel), no dudes ni un segundo, y empaca YA...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada