jueves, 20 de octubre de 2011

Más Que Nada...

 Aún no tengo una cámara propia, pero mis padres han comprado una para la familia, y no pude esperar ni 15 minutos para empezar a usarla. Es una SONY DSC-S3000 (la que tenía antes, y rompió mi hermano, era una KODAK EASYSHARE M853).
 Y bueno, como característica propia del humano (sí, por si no se los dije o no se han dado cuenta, soy un humano), me puse a compararlas...
 El zoom es algo que me interesa mucho (por eso mi filmadora tiene uno de 60x), pero también algo a lo que no se le da mucha importancia en las cámaras digitales comunes. Entonces, en ese aspecto, tanto la Sony como la Kodak están iguales.
 Pero la Sony no se desenfoca al acercarse a los objetos como lo hacía la anterior, así que es mucho mejor para primeros planos de objetos pequeños como flores o adornos.
 La resolución de las fotografías de la Sony es de 3648x2736, y la de las Kodak 3296x2472, así que no hay una diferencia muy significativa, son prácticamente iguales. Sin embargo, la definición de esta nueva cámara es un poco inferior a la de la Kodak.
 Además, la SONY DSC-S3000 se adapta mejor a los cambios de luz, algo importante a la hora de fotografías a cosas muy brillantes (como el cielo de la siesta, al cual me fascina fotografiar).
 Y así, en un análisis muy superficial, termino diciendo que esta nueva cámara que está al alcance de mis manos es un poquitito mejor que la que tenía antes... Sabré la verdadera respuesta en más tiempo...
 Por ahora, ¡las primeras fotografías!






 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada