domingo, 18 de septiembre de 2011

Cuando tu profesora se sienta sobre tu pupitre, se inclina acercando su rostro a dos centímetros del tuyo y dice "¿Quieres levantar tu calificación?" mientras pasea su mano por tu pecho, sabes que algo extraño está sucediendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada