jueves, 22 de septiembre de 2011

El otro mundo no es tan hermoso… hay mucha gente que hace todo lo posible por destruir su belleza.
— Pues podemos entretenernos intentando cambiarlo.
Eres una máquina expulsa utopías, ¿verdad? Ni salir de este mundo, ni cambiar el otro son cosas posibles.
— Es tan extraño que la persona que te dio TODA la esperanza que tienes, intente quitártela tan brutamente.
Lo siento, sólo intento no darme esperanza a mí, porque con el tiempo se transforma en desilusión. Aquí me di cuenta de que la esperanza tiene tres etapas: la primera es la euforia, cuando verdaderamente crees que eso que deseas es posible, sólo tienes que esperar; la segunda es la duda, cuando la lógica comienza a superar al deseo; y finalmente llega la desilusión, que es el momento en que terminas apoyando los dos pies sobre la tierra. Tal vez, también haya una cuarta etapa: el arrepentimiento, cuando te das cuenta de que el haber tenido esperanza no sirvió para nada más que potenciar el dolor de la derrota.
— ¿Dónde está Matthew?
¿Mm?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada