miércoles, 10 de agosto de 2011

El Sueño de un Miércoles de Agosto


Esta noche tuve un sueño con algo con lo que jamás había soñado… mi compositor e intérprete favorito, Adam Young, y su querida banda con la que forma Owl City. Sucedió algo que seguramente nunca sucederá en la realidad, se presentaron en Presidencia Roque Sáenz Peña, Chaco, Argentina. Es decir, cerca de donde vivo. Yo me enteré un poco tarde de eso, pero con el tiempo suficiente para rogarle a mi padre que me lleve a verlos.
Fuimos toda la familia menos mi hermano, aunque en realidad soy el único que conoce a Owl City…
Cuando llegamos, el concierto ya había empezado, y yo no podía dejar de sonreír por la emoción y la felicidad… La verdad es que Owl City representa todo lo que soy, es como otro yo, pero con talento. Sus canciones expresan cosas que siempre sentí e incluso Adam Young se mueve casi igual que yo cuando estoy en el patio de mi casa con mi MP4 y juego a que estoy dando un concierto con la mesa como escenario… por eso casi se me sale la mandíbula al ver una de sus performances en vivo por primera vez en YouTube. Pero volveré al sueño…
El concierto era al aire libre y parecía ser en medio de un desierto, pero el día era fresco y el cielo estaba lleno de nubes blancas y brillantes.
Cuando llegamos nos sentamos en unas de las primeras filas, porque eran las que estaban prácticamente vacías (los lugares estaban distribuidos en dos alas divididas por un pasillo de unos dos metros en el centro), y el concierto ya había empezado. Entonces, Adam Young estaba cantando una chacarera, y yo la conozco, pero en este momento no recuerdo cuál era. Yo fruncí el ceño al escucharlo cantar eso, me pareció demasiado extraño, y aún me parece, pero fue muy divertido, incluso bailaba, pero no, no estaba vestido como gaucho, aunque sí tenía un ponchito sobre el hombro..
Después tocaron una canción instrumental que nunca he oído en mi vida, y lamentablemente, tampoco recuerdo su ritmo ni melodía.
Y finalmente, tocaron una canción propia, pero como frutilla del postre, tampoco recuerdo cuál fue… Sin embargo, los equipos de audio nunca funcionaron bien, y en medio de la canción Adam Young se bajó del escenario, pidió millones de disculpas y luego canceló el show.
La gente comenzó a irse sin rodeos, pero mi mamá se levantó y nos dijo a mi hermana y a mí:
— Ayudémoslos… pobres… están juntando todo solos…
Así, los miembros de la banda y nosotros guardamos todo: instrumentos y demás cosas que ni siquiera sé qué son, o mejor dicho, cuáles son sus nombres. Esa forma en la que las cosas ocurren tan fácilmente en los sueños es lo que más me fascina de ellos.
Cuando terminamos, Adam Young nos dijo:
— Gracias, son muy amables —, y lo dijo en español.
Me dio la mano, y cuando iba a dársela a mi hermana, quedó petrificado con una sonrisa en el rostro. Creo que Adam Young se enamoró de mi hermana… Mi mamá y yo lo miramos algo confundidos y sorprendidos. La cara de mi hermana mostraba todo lo contrario a un enamoramiento, parecía que le desagradaba el hombre que tenía al frente, pero sea como haya sido, ambos se bajaron del escenario abrazados y se fueron… ¿A dónde? No lo sé.
¡Todo fue tan divertido!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada