martes, 16 de agosto de 2011

En Realidad Te Extraño...

   ¿Por qué? ¿Por qué estos muros invisibles de dudas y nieblas no me dejan mirarte a los ojos y decirte: "Te extraño... Te amo y ya es hora de que lo demuestre... Quiero intentarlo, quiero dejar de ser un maldito niño soñador y dejarme caer completamente en tus brazos... No importa si no quieres sostenerme, estoy listo para eso, pero nunca soportaría no decirte esto..."? ¿Qué tan resistentes son estos muros? ¿Qué tan grandes son mis miedos? 
   Eres lo mejor que me pasa todos los días, eres lo único bueno que me pasa, y aún así, simplemente hago de cuenta que no estás. 
   ¿Cómo hago para demostrártelo? Qué pregunta más tonta, sé cómo hacerlo, pero simplemente no lo hago... 
   ¿Y tú, por qué eres así? ¿Por qué te pones a la defensiva y conviertes en una lucha cada una de mis palabras? Eso no me ayuda... 
   Seguramente no es lo mejor, seguramente es lo peor, pero también, seguramente, terminaré rindiéndome incluso antes de comenzar a luchar... si es que ya no lo hice...
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada